La máxima emoción del League of legends no es algo que pueda vivirse muy a menudo. A penas 3 veces al año son las que se juegan los partidos realmente clave de la temporada. Aquellos que hacen que hasta los no habituales se fijen en los Esports. Unos de esos partidos importantes se celebraron el pasado 14 de Abril en Rotterdam. La final de la LEC tuvo poco que contar en lo que a competición se refiere. Sin embargo, hubo un impacto en la extensión de los Esports en España. Se trata de las viewing parties de Sirocco Media.

Fueron nueve las ciudades españolas que pudieron ofrecer a sus ciudadanos la mayor emoción de los deportes electrónicos. Cuatro en Andalucía (Los Barrios, Las Gabias, Puerto de Santamaría y Málaga), dos en Castilla La Mancha (Puertollano y Alcázar de san Juan), dos en Comunidad Valenciana (Alaquàs y Puerto de Sagunto) y una en Catalunya (Palafrugell).

El evento sufrió diversos cambios de horario debido a que la organización de la competición adelantó el partido. Por suerte, la comunicación realizada fue fluida y no hubo ningún caso de aficionado que llegase tarde. La estabilidad de la conexión suele ser otro punto de conflicto. En el caso de las viewing parties de Sirocco Media no fue así. Los fallos de conexión brillaron por su ausencia, dejando una emisión de calidad en cada lugar.

Los espacios de celebración fueron diversos por lo que los aforos también tuvieron diferentes tamaños. Frente a los grandes espacios como los de Puertollano o Los Barrios, se encontraban instalaciones más pequeñas como las de Palafrugell o Las Gabias. En cualquier caso, esto no perjudicó la experiencia. Cada aficionado quedó contento con todo lo vivido durante la tarde del Domingo.

Poca competitividad

El mayor pero que se le pudo poner al evento fue la poca emoción del partido. G2, propiedad del español Ocelote, venció fácilmente a Origen. Se da la casualidad de que Origen también es propiedad del español xPeke. Prácticamente podríamos decir que se dió un duelo español en la final de LEC Primavera. Aunque por desgracia, ninguno de los jugadores de ambos equipos es español

Las viewing parties de Sirocco Media transcurrieron con emoción e intensidad durante las casi tres horas de duración. Los aficionados cumplieron su objetivo de ver la final en compañía de otros aficionados y amigos. El colofón de un partido vibrante no se pudo tener en esta ocasión, pero quizás sí lo haya en la siguiente edición.

En definitiva, se da un paso más en la búsqueda de acercar los Esports a todas las partes de España, incluyendo algunas localidades pequeñas que merecen eventos de calidad. Las Viewing parties de Sirocco Media seguirán hacia delante.

¿Próxima parada? Pronto lo sabréis